Restaurante israelí deja de servir Humus por temor a la ley antitabaco


La ley me parece una gilipollez, pero no quiero problemas”

Daniel Bonnín, propietario y gerente del conocido restaurante israelí Bonnín Slup, en el barrio bilbaíno de Bastantuiti, ha decidido retirar el humus de la carta que ofrece a sus distinguidos clientes. La razón: el temor a las multas previstas en la ley antitabaco aprobada por el ejecutivo español en su día. “La verdad es que hasta ahora no he tenido ningún problema con dicha ley”, aclara Bonnín, “pero como dice un proverbio hindú, más vale prevenir que pagar“.

Los clientes no parecen haberse tomado el asunto demasiado bien. De hecho, el Bonnín Slup podía presumir de dos estrellas Michelín por platos en los que se incluía la famosa pasta de garbanzos. “Ahora la sustituyen por Ketchup”, asegura un ejecutivo de mediana edad que no quiere dar su nombre porque a estas horas debería estar trabajando, y no en el bar, “y no es lo mismo, como decía Fernando Sanz”. Una mujer, que no quiere dar su nombre porque no debería estar con este hombre a esta hora, le corrige: “Alejandro”. “¡Que no digas mi nombre, que como se entere mi jefe me echa!”, exclama el ejecutivo. “No, si digo que el cantante de No es lo mismo se llama Alejandro, y no Fernando”, aclara ella. “Aún así, te recuerdo que debemos ser extremadamente discretos”, insiste él.

Este periodista deja a la extraña pareja con sus discusiones y sigue investigando. Se dirige al cuarto de baño. Es sabido que Daniel Bonnín es gran seguidor de la carrera del actor Adam Sandler, y en particular de la película “Zohan, licencia para peinar”, y por eso rellenaba con humus hasta los dispensadores de jabón en los servicios. Pero también aquí ha desaparecido la sabrosa sustancia, sustituida por vulgar mayonesa.

Cuando alguien intenta hacer comprender a Daniel Bonnín que probablemente se haya equivocado y que todo se debe a su deficiente manejo de la lengua castellana, el israelí se irrita y lo echa con cajas destempladas: “Mi familia ya vivía aquí hace 500 años, cuando nos echásteis, ¿y tú me quieres enseñar español?”, y a continuación, si la persona que ha intentado hacerle ver que todo era un error no mide más de 1.85, le pega una patada en el trasero.

(Si quiere la receta para cocinar humus, puede pinchar aquí, pero perderá el tiempo porque no hemos puesto el enlace)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s