Despiden al hombrecito de las instrucciones de Ikea


“Nunca me he sentido querido en la empresa”

Nadie sabe su nombre, pero todos lo conocemos. El hombrecito que aparece en las instrucciones de Ikea acaba de perder su trabajo. “En realidad tampoco es que se matase a trabajar”, han dicho desde Recursos Humanos de la multinacional sueca. “Él estaba ahí, ni siquiera hablaba, y luego eran los clientes los que lo hacían todo”. De hecho, decenas de miles de maridos de todo el mundo se han alegrado en secreto de la desgracia laboral del hombrecito. Uno de esos maridos ha dicho, también en secreto: “Mi mujer me obligaba a ir por lo menos una vez al mes, me hacían recorrer tooooda la tienda, luego me dejaba los lumbares cargando y, ya en casa, me volvía loco montando una mierda mueble que sabía que no iba a durar ni un año. Y mientras tanto, el hijoputilla ese ahí, sonriendo y sin dar ni golpe”.

El hombrecito ha dejado de sonreír. Cualquier día usted, amigo lector, se lo puede encontrar ahí, en blanco y negro y calladito, en la cola del paro. Eso sí, como siempre, sin dar ni golpe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s