“Un año buscándome a mí misma y solo encontré a Wally”


Se ha gastado todos sus ahorros en cursos de reflexología y cosas así

La joven ciudadana china de origen chino Kin Soy, residente en China y procedente de una acaudalada familia de industriales, no puede ocultar su frustración. “Hace algo más de un año me entró una crisis existencial, no sé si es porque me dejé la ventana del dormitorio abierta o qué, pero el caso es que me entró. Una crisis bestial que me llevó a dejar a mi novio, a mi novia, a mi perro y a mis padres y a comenzar la búsqueda de mí misma”. Desde entonces Kin Soy ha pasado meses con los monjes tibetanos, ha asistido a numerosos cursos de reflexología en Europa y Estados Unidos, se ha hecho experta en el Eneagrama, se ha convertido al cristianismo, al islam, al taoísmo y hasta al madridismo… “Y todo pa ná”, protesta: “Sigo con la misma crisis existencial de antes, me he quedado sin un yen, y encima solo he encontrado a Wally”

“Odio a Wally”, reconoce abiertamente. “Es un repelente empollón enterao, un guarro que lleva el mismo jersey desde hace dos décadas y, además, la tiene pequeña. ¡Si por lo menos hubiera encontrado a Jack!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s