Le extirpan el cerebro por error y tarda dos años en darse cuenta


ES POSIBLE QUE ACEPTE UN CAMBIO DE SEXO A MODO DE COMPENSACIÓN

cabezahueca

A Mariano Malatesta le debían extirpar un pequeño quiste sebáceo que le había salido en la cabeza y que le impedía hacerse la raya en medio. En vez de ello, en el hospital Marítimo de Torrecochinos (Málaga), le quitaron el cerebro y lo tiraron a la basura para que se lo comieran los perros. “Admitimos que fue un error”, reconoce un celador que viene de pelearse con varios ciudadanos en urgencias. “Normalmente guardamos las partes para una biopsia, pero es que los perros llevaban toda la mañana sin comer y, fatalmente, el chino de la esquina estaba cerrado ese día”.

Con todo, lo más extraño del caso es que ni Malatesta ni su mujer ni sus hijos ni sus jefes ni sus compañeros de trabajo ni el camarero que le pone el café en el bar de siempre ni los amigos con los que juega al mus ni los de la peña del Rela Madrid ni los vecinos con los que habla de tiempo en el ascensor se dieron cuenta de nada durante casi dos años en los que anduvo ligero de cabeza. “Seguía zapeando entre Antena 3 y Tele 5, igual que antes”, dice la familia. “Es uno de los 143 ordenanzas que tenemos en el Ayuntamiento, su rendimiento no varió ni pa bien ni pa mal”, afirma su jefe. “Venía, se tomaba el cafelito de todos los días que ni tiene que pedirlo, ya yastá”, cuenta el camarero. Y así todos.

Incluso votó en las últimas elecciones generales.

Tuvo que ser en una visita al otorrino por unos problemillas de audición cuando, al iluminar el galeno el interior de una oreja notó que la luz salía por la otra y se dijo que eso no podía ser normal. Tras numerosas pruebas, por fin se descubrió que Mariano carece ahora de cerebro. Y, aunque la seguridad social admite su responsabilidad y está dispuesta a “hacer cualquier cosa para subsanar el error”, lo cierto es que el error tiene difícil remedio, porque los transplantes de cerebro aún no existen.

“Le hemos ofrecido un cambio de sexo y su mujer, que hace poco salió del armario, está pensando en aceptarlo a modo de indemnización”. Los perros, por cierto, murieron todos en extrañas circunstancias poco después de la operación.

2 comentarios en “Le extirpan el cerebro por error y tarda dos años en darse cuenta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s