La Reme rompe el contrato con Sacyr para el arreglo de su cuarto de baño


EL GOBIERNO QUIERE INTERMEDIAR, PERO REMEDIOS HA RESTRINGIDO LAS LLAMADAS ENTRANTES

"Se puso hecha un basilisco", asegura el presidente de Sacyr

“Se puso hecha un basilisco”, asegura el presidente de Sacyr

A la multinacional española de la construcción Sacyr le crecen los enanos. Tras la paralización de la ampliación del  Canal de Panamá por graves desencuentros con el gobierno de ese país, ahora podría perder también la contrata para la renovación y arreglo del cuarto de baño de Remedios Lanceta, una viuda octogenaria residente en Torrecochinos (Málaga).

La razón principal, según nos cuenta la señora Mónica Garro, vecina de la protagonista de esta historia, sería la misma que en el caso del Canal: un sobrecoste exagerado respecto del presupuesto para la obra. “A la Reme le hicieron un presupuesto de 3.000 euros, incluyendo el cambio de la bañera por un plato de ducha y todo el alicatado del cuarto de baño. Tres días después, ya le decían que iba a tener que pagar 3.650 más IVA, si lo quería con factura“.

La Reme, que tuvo que dejar el cole a los diez años pero no tiene un pelo de tonta, llamó inmediatamente a la Policía Local, que tomó nota de lo ocurrido y envió a un par de agentes para echar a los operarios de su domicilio. “Estaba hecha una furia”, rememora el agente número 612. “En realidad, más que echar a los operarios tuvimos que rescatarlos, porque se habían encerrado con el pestillo puesto para evitar los sartenazos de la señora“.

El conflicto está ahora paralizado, y podría suponer la puntilla en bolsa para Sacyr. Por su parte, el Gobierno, que actuó como avalista, ha intentado contactar con Remedios, “pero parece que ha restringido las llamadas entrantes, y tampoco podemos mandarle un correo electrónico porque no tiene internet“.

3 comentarios en “La Reme rompe el contrato con Sacyr para el arreglo de su cuarto de baño

  1. Pingback: La Reme rompe el contrato con Sacyr para el arreglo de su cuarto de baño [Humor]

  2. Lo de Sacyr es, ni más ni menos, la forma más habitual de actuar de las constructoras españolas, solo que éstos se han pasado tres pueblos con la cantidad y con un poco de suerte les saldrá el tiro por la culata (o al menos, eso espero yo, aunque sólo lo lamento por los trabajadores, que no tienen culpa).
    Por desgracia el tema lo he vivido muchas veces: me quedo una obra sabiendo que pierdo el 20%, por ejemplo, pero antes de empezar ya tengo mi lista de “esto falta” y “esto está mal” preparada. Empieza la obra y al poco tiempo, con cara de “esto no nos lo podíamos imaginar”, empiezo: “el proyecto está mal hecho”, “el aire acondicionado así no funciona”, “el estudio geotécnico no vale y el edificio se va a hundir”, etc, etc, etc. Si no me hacen caso y no me dan más dinero, sigo con el chantaje: “que paro la obra!”. Vamos, lo “normal”.
    Lo malo de esto es la mala publicidad para la famosa “Marca España”, que ya anda bastante maltrecha. Es triste, pero no somos de fiar. Bueno, yo sí, pero ya me entendéis ;).

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s